Materiales

Materiales de Construcción

La elección de materiales es un proceso fundamental para todos los proyectos constructivos que vayamos a emprender.  Actualmente, existe una amplia oferta de diferentes materiales para cada parte del proceso constructivo. Desde el comienzo, debemos tener claras nuestras necesidades, ya que de esta manera podremos encontrar el material que mejor se nos adapte, funcional y económicamente.

Si nuestro proyecto es una obra nueva, deberemos comenzar (aunque suene a tópico) desde los cimientos y la estructura. Este punto suele ser en el que menos se tiene en cuenta la opinión del cliente, ya que debemos de ser los profesionales los que indiquemos cómo y con que se van a ejecutar.  

Pero a partir de aquí, se abre un abanico de posibilidades para los diferentes capítulos de la obra:

Fachadas: aplacados, ventiladas, morteros, caravistas…

Cubiertas: teja, embaldosadas, invertidas, ajardinadas…

Aislamientos: térmicos, acústicos, tipos…

Terminaciones interiores: tabiquerías y trasdosados, falsos techos, pinturas, solados, mobiliario,…

Por estas razones, es fundamental que el cliente se asesore y confíe en el trabajo de los profesionales antes de comenzar un proyecto.

ELECCION DE MATERIALES (REFORMAS)

Cuando nuestro proyecto va a ser el acondicionamiento de un local o la reforma de una vivienda, la elección de los materiales cobra más importancia si cabe, ya que además de la estética la funcionalidad es vital. Debemos buscar elementos que representen nuestro estilo de negocio, pero teniendo en cuenta que esos materiales van a estar sometidos a unas circunstancias concretas, y su durabilidad debe quedar garantizada. Es por esto que la función del equipo de diseño y construcción adquiere su importancia.

Regulación 

En los países desarrollados, los materiales de construcción están regulados por una serie de códigos y normativas que definen las características que deben cumplir, así como su ámbito de aplicación.

El propósito de esta regulación es doble: por un lado garantiza unos estándares de calidad mínimos en la construcción, y por otro permite a los arquitectos e ingenieros conocer de forma más precisa el comportamiento y características de los materiales empleados.