Reformas y acondicionamiento de locales

Reforma y acondicionamiento de locales en Zaragoza

Resulta muy habitual, entre los emprendedores, el tenerse que enfrentar a la búsqueda de un local comercial para implantar una actividad. La elección de un local, puede determinar el futuro de la actividad comercial que se vaya a desarrollar, de manera que es sumamente importante el estudiar las premisas que marcan la elección de nuestro espacio de trabajo.

Desde nuestro Estudio le asesoraremos y guiaremos durante este proceso.

La elección del local

Lo primero que debe marcar la elección de un local, es averiguar si técnicamente, nuestra actividad puede implantarse, ya que esto nos evitará sorpresas desagradables a posteriori. Estos son los puntos que debe conocer:

- Local catalogado: Este tipo de locales, son los que se encuentran en un edificio del casco antiguo o es de alto valor arquitectónico, histórico, cultural, etc…. En un edificio de estas características, existen condicionantes, que pueden añadir costes extra al Proyecto de nuestro negocio.

- Locales sin ventilación: La ventilación de los aseos debe realizarse a través de los shunts a cubierta. Y para bares y restaurantes debemos contar con salida de humos de características adecuadas a la actividad que vamos a implantar.

- Local inadaptable a la normativa de accesibilidad: Nuestro local debe adaptarse a la normativa de accesibilidad. Hay que estudiar los accesos, los recorridos de evacuación, medios de elevación, etc…

- Local sin altura: Este punto es importante, ya que debemos prever que si tenemos que realizar instalaciones por los falsos techos, estos bajaran, dejando menos altura libre en el local. Y todas administraciones van a exigir unos mínimos en función de nuestra actividad. Especial atención a entreplantas, escaleras, sótanos…

- Protección de incendios: Todos los locales han de respetar la normativa de protección de incendios. 

- Comunidad de vecinos: Debemos tener en cuenta que el desarrollo de nuestra actividad, no puede afectar a los vecinos (especial atención a los aislamientos acústicos y térmicos).

- Configuración de la planta: Normalmente una planta de forma cuadrada dispone de grandes escaparates y máxima libertad de distribución. La planta rectangular, en la mayoría de casos, mantiene estas cualidades. Evidentemente, no siempre se consiguen locales cuadrados o rectangulares, pero formas demasiado complejas, muchos pasillos, esquinas, cambios de nivel... condicionan la distribución y la posibilidad de aprovechar al máximo los metros disponibles.

Hay que tener en cuenta todos estos aspectos a la hora de seleccionar nuestro local comercial para evitarnos disgustos. Encontrarse con imprevistos como los anteriores puede suponer un gran perjuicio por lo que respecta a tiempo y a presupuesto.

 

DISEÑO DEL LOCAL

Una vez encontrado nuestro local, debemos plantearnos como va a ser, estética, diseño, funcionalidad organizativa, estructura, etc…. La facilidad de venta de un producto depende en gran medida del entorno en el que se encuentra. Por ello, el local tiene que tener unas características concretas: 

 En el local se debe reflejar la personalidad del negocio, plasmada en la arquitectura interior y exterior. De cada detalle y de la comunicación visual que se transmite, nace la identidad corporativa de la marca, básica para hacerse hueco en el mercado.

La funcionalidad es también una característica importante. Todos los locales comerciales se componen de varios ambientes (por ejemplo, zona de venta, escaparate y mostrador de caja...) y es básica la buena integración de estas zonas entre sí.

A la hora de diseñar y decorar nuestro local, tenemos que apostar por la homogeneidad. Todas las zonas deben recibir la misma atención. Un área arrinconada respecto al resto supone un punto débil.

Para conseguir el éxito del negocio, es básico que la decoración de nuestro local siga una estrategia de venta y exposición. ¿Cuándo sabremos si esta estrategia es la correcta? Siempre que, como clientes, encontremos que el producto es accesible, podemos entender bien su precio, se transmite la sensación de comprar algo con valor añadido, encontramos toda la gama de productos expuestos sin obstáculos... En definitiva, si nos encontramos en un local del que somos clientes ideales y tenemos que esforzarnos para no comprar nada, entonces, podemos afirmar que el local funciona.

Por último, la calidad del ambiente en el local es otro de los aspectos básicos para que el negocio funcione. Colores, temperatura, humedad relativa, música, luz, elementos atractivos y puntos de descanso son las principales claves que mejoran el ambiente.